Un júbilo con matices

Nada ha cambiado.2015, 2016, 2017… ¿Quién mueve la rueda de nuestros días? Evidentemente, y en primer lugar nosotros con nuestras acciones y parálisis. Pero también somos conejillos de indias del sistema que nos envuelve, nos guía,  marca límites y unas esperanzas que se limitan al resistir cada día.

El pasado se fue y el futuro no existe -como máximo lo podemos intuir-, solo nos queda el ahora. Somos libres pero en un campo de juego, con unas reglas y árbitros que nos son impuestos.

Son tiempos en los que las incertidumbres son mayores que las certezas. Queramos o no, nuestro día a día se marca al son de los múltiples factores de los que deciden. Podría poner muchos ejemplos, pero me ceñiré al último asunto de la actualidad: Sanidad plantea subir el copago a los pensionistas con mayor renta. Vale, que los que más tienen paguen más. Parece justo. Como que el rico contribuya más a la hora de recaudar impuestos que al que le cuesta llegar a final de mes. La teoría es impoluta, pero lo que me preocupa – soy gato escaldado- es cómo se lleva a la práctica y a dónde lleva esta puerta abierta.

Hay pensionistas millonarios, es cierto, pero bendecidos por los que hacen los trajes a medida. La inmensa  mayoría son personas que tras toda una vida laboral dando el callo, llegan a la edad del «júbilo» con lo puesto y además con el agobio de tener que ayudar a los familiares que no encuentran salida a la crisis.

Balears no destaca por la paga a sus jubilados. Como siempre, las Islas a la cola del Estado a la hora de recibir cariño en tantas cosas. Nuestros políticos reclaman justicia, sí. La pregunta que dejo en el aire es: ¿qué habrá que hacer para que nos hagan caso? Son demasiados años esperando.

Leave a Reply