Archive for Enero, 2017

¿Es la gran estafa?

Lunes, Enero 30th, 2017

El  recibo de la luz siempre ha sido un gran misterio, pero en estos tiempos tampoco se sabe a ciencia cierta por qué el precio de la electricidad se situará este miércoles en una media de 91,88 euros por megavatio hora (MWh), lo que supone la tarifa más alta en lo que va de año.

No sólo es una factura que te llega a casa cada mes, que no sabes descifrar, es que los misteriosos patrones que te escriben cartas (bancos y empresas)  te vigilan a a distancia. Cada mes te cae el recibo de Endesa, Telefónica, la mensualidad de la hipoteca…

Y pagas, como debe ser… pero.

Pagas a los bancos que han sido rescatados (doble paga), a la suministradora de la luz y a la compañía telefónica (que entre cuentas de móvil, Internet y el Canguro Net.. al final no sabes qué receta te caerá), a la recogida de basuras (o residuos que se dice hoy en día), por aparcar, por circular, por tantos impuestos directos e indirectos. Pagamos, pagamos.. mientras al otro lado solo hay un operador u operadora. Trato distante y disciplente.

Somos muchos números (DNI, Seguridad Social, un teléfono al que llamar…) pero no hay ninguno personal,
Pagas y pagas… ahora por un déficit o un rescate… ¿y quién me rescata a mí?

En este mes en el que las temperaturas se miden por megavatio hora si no se paga caes en la pobreza energética por mucho frío que haga.

Pagas y pagas, la inflación o los índices económicos nos dicen que cada vez somos más pobres ante la maquinaria que nos tritura cada día.

Los norteamericanos tienen (o tenían) una frase para reclamar sus derechos: «Yo pago mis impuestos». En esta llamada piel de toro ¿pagas más de lo que recibes?

Febrero está a la vuelta de la esquina y los únicos que me escribirán son los bancos y/o multinacionales. ¿Nos estafan? Cada cual tiene su propia respuesta.

Abierto en invierno

Viernes, Enero 27th, 2017

Menorca ofrece diferentes caras a lo largo del año, aunque las estaciones se han reducido/fusionado en dos: o hace frío o hace calor, con todos los matices que les queramos poner. Hoy empieza en Madrid Fitur, uno de los escaparates de lujo para el sector turístico. Menorca acude cada año a esta feria con el objetivo de vender más que lo que ven los touroperadores.

Los mayoristas observan a la Isla como un producto de sol y playa y, sobre todo, seguro. La pena que cargamos desde el siglo pasado es la estacionalidad.

Una vez más las autoridades políticas y los profesionales del sector se presentan en el escaparate internacional como un destino más allá de la temporada alta. En esta ocasión, se incide en tres pilares para alargar el calendario, más allá del termómetro: la cultura talayótica, la gastronomía y la naturaleza. Sin duda tres buenas razones para visitar Sa Roqueta.

La propuesta es buena, pero creo que todavía hay que derribar algunos muros que ponen freno a esta atractiva oferta. De sobra son conocidos, pero ahí lo dejo: las conexiones aéreas, la reconversión de la planta hotelera para alojar a personas que quieren disfrutar, pero no pasar frío, y el estado de las urbanizaciones que en otoño e invierno son ciudades fantasmas.

Este diario informaba el lunes de que los consistorios invertirán, este invierno, casi dos millones de euros en mejorar las urbanizaciones.

Sinceramente no sé si esta cantidad es buena o insuficiente.

La pregunta que lanzo al aire es ¿si estamos preparados para atraer a los turistas fuera de los meses estrella? Este empeño requiere de una coordinación  que defina -de una vez por todas qué queremos ser.

Reserva de la biosfera, patrimonio de la humanidad… Sí, pero sigue faltando un guión.

Un júbilo con matices

Jueves, Enero 12th, 2017

Nada ha cambiado.2015, 2016, 2017… ¿Quién mueve la rueda de nuestros días? Evidentemente, y en primer lugar nosotros con nuestras acciones y parálisis. Pero también somos conejillos de indias del sistema que nos envuelve, nos guía,  marca límites y unas esperanzas que se limitan al resistir cada día.

El pasado se fue y el futuro no existe -como máximo lo podemos intuir-, solo nos queda el ahora. Somos libres pero en un campo de juego, con unas reglas y árbitros que nos son impuestos.

Son tiempos en los que las incertidumbres son mayores que las certezas. Queramos o no, nuestro día a día se marca al son de los múltiples factores de los que deciden. Podría poner muchos ejemplos, pero me ceñiré al último asunto de la actualidad: Sanidad plantea subir el copago a los pensionistas con mayor renta. Vale, que los que más tienen paguen más. Parece justo. Como que el rico contribuya más a la hora de recaudar impuestos que al que le cuesta llegar a final de mes. La teoría es impoluta, pero lo que me preocupa – soy gato escaldado- es cómo se lleva a la práctica y a dónde lleva esta puerta abierta.

Hay pensionistas millonarios, es cierto, pero bendecidos por los que hacen los trajes a medida. La inmensa  mayoría son personas que tras toda una vida laboral dando el callo, llegan a la edad del «júbilo» con lo puesto y además con el agobio de tener que ayudar a los familiares que no encuentran salida a la crisis.

Balears no destaca por la paga a sus jubilados. Como siempre, las Islas a la cola del Estado a la hora de recibir cariño en tantas cosas. Nuestros políticos reclaman justicia, sí. La pregunta que dejo en el aire es: ¿qué habrá que hacer para que nos hagan caso? Son demasiados años esperando.

La palabra del año

Sábado, Enero 7th, 2017

Populismo, esta es la palabra que ha elegido la Fundación del Español Urgente (Fundeu) como la más destacada del año 2016. Tras escrache (2013), selfie (2014) y refugiado (2015), ahora se ha optado por este término porque desde el punto de vista lingüístico «está viviendo un proceso de ampliación y significado».

Había hasta doce finalistas. A mi persona humana me ha llamado la atención, y gustado especialmente, ningufonear, una alternativa al inglés phubbing, que se usa para definir la actitud de quien solo presta atención a su dispositivo móvil mientras desatiende a quien tiene delante.

Esta tarea de seleccionar una palabra que defina, resuma o distinga un año no es tarea fácil. Según la Fundeu, populismo se está cargando de connotaciones negativas y suele aplicarse «a políticos de todas las ideologías, pero que tienen en común la apelación emotiva al ciudadano y la oferta de soluciones simples a problemas complejos».

No figura en la lista, pero considero que diálogo también pudiera haber sido una candidata, ya que se ha abusado de ella ante la falta de mayorías políticas. Pero se ha apelado tanto a ella, que al final se ha convertido en un diálogo de besugos o de sordos, porque difícilmente nadie cede por mucho que haya un continuo bla bla, bla.

Y en Menorca, ¿cuál ha sido la palabra del año? Personalmente, considero que una vez más ha sido turismo. Para bien o para mal -según se mire- es lo que nos da de comer y de lo que más se habla.

Y a nivel personal, a qué página hay que ir del diccionario para encontrarnos con el lapidario que nos defina. En castellano, catalán, inglés… hay mucho donde elegir.