Archive for Junio, 2014

Ramis, Soler y Huguet

Jueves, Junio 19th, 2014

Un sector del PP se ha  sentido «agredido» por la ya famosa foto de Joan Huguet y Cristòfol Soler junto a Jaume Sastre cuando el profesor todavía estaba en huelga de hambre. No  hablamos de  dos don nadie. Uno es un expresidente del Govern (aunque desde su partido se le descalifique como el más «breve») y un menorquín que ha ocupado la vicepresidencia del Ejecutivo balear, las presidencias del Parlament y  del Consell de Menorca. Además ambos pueden presumir de ser del club de los altos cargos que durante los años de turbulencias  – y de momento no hay indicios de que indiquen lo contrario- no han pasado por los juzgados.  Su delito que tanto ha molestado al actual establishment ha sido pedir al presidente Bauzá que medie en el conflicto de Educación y, ¡ay! esa foto junto a Sastre.

Al portavoz del PP, Miquel Ramis,  le ha salido la furia por la boca y ha invitado al «breve» a irse a Podemos, al tiempo que le  imputaba otra terrible traición: participar en 1996 en un acto de la OCB en el que se hizo un mural con los colores de la cuatribarrada.

Pasemos al  ping-pong. Ramis se indigna por la foto con Sastre, Soler le contesta que él está indignado con Ramis por votar a favor de las prospecciones. Y el capítulo se cierra con los descalificativos a Soler. Al expresidente le ha faltado cintura porque podría haberle recordado al portavoz que en el Senado (salvo Juana Francis Pons Vila) y en el Congreso se mantiene un discurso diferente en este tema.

La foto de la discordia es un gesto de dos personas con un ser humano en huelga de hambre (con todas las aristas que tiene el docente y más allá de si su postura ha sido acertada o no).

Creo que Huguet y Soler son conscientes que ya son historia en el PP, pero eso no quiere decir que no tengan una voz autorizada y el derecho que se han ganado a decir lo que piensan. Pese a quien pese.

Y García Gasulla se marchó

Jueves, Junio 12th, 2014

García Gasulla Guillem… [silencio]…. García Gasulla Guillem… [silencio]. Tras dos llamamientos se pasó al siguiente diputado. Y es que el socialista menorquín no podía responder en la votación de la Ley Orgánica de Abdicación del Rey don Juan Carlos porque había hecho mutis por el foro y su escaño permanecía vacío. El médico ya no estaba en el Congreso y su salida se hizo  sin atender a las preguntas de la prensa.

A partir de ahí, sorpresa y malestar en Menorca. Raramente una sesión parlamentaria suscita el interés que había despertado la rebeldía del congresista insular que se había erigido en el portavoz del sentir republicano que había expresado una mayoría del PSOE de Menorca.

Era el minuto (más bien el segundo) de gloria de nuestro parlamentario. Su desafío a la disciplina de voto no iba a resquebrajar el proceso sucesorio ni tampoco deprimir aún más a un Pérez Rubalcaba inmerso en su laberinto. Pero aquí, en la Isla no pocos seguían en directo la sesión para ver qué decía su señoría. Al final, ni sí, ni no y tampoco abstención. Para la posteridad, una ausencia y un silencio.

Supongo que las horas anteriores y posteriores a la cita en Palacio de la Carrera de San Jerónimo no habrán sido fáciles para él. Un  cóctel formado por sus sentimientos, la opinión del Comité Insular, las presiones de sus superiores de Balears y de Madrid, más el ingrediente de tener que decirle a la cara al  jefe «yo voy por libre» pueden explicar muchas cosas, salvo la falta de coherencia. A su compañero Odón Elorza no le tembló la voz para decir que se abstenía.

Durante esta legislatura, García Gasulla no había tenido demasiado protagonismo. En la capital, los medios lo reflejaron como una anécdota más del batiburrillo en el que está inmerso el PSOE. Aquí deberá hacer comprensible lo incomprensible.

Las alergias de la primavera

Jueves, Junio 12th, 2014

La primavera suele ser el periodo del año más inestable meteorológicamente hablando. A muchas personas, los constantes cambios de tiempo y el renacer de la vida tras los meses invernales, suelen provocarles alergias, molestias varias en la salud o ansiedades a causa de los asfixiantes niveles de humedad. Es fácil, pues, que la sensibilidad se dispare.

Este año esta sensación de hormigueo en la piel se ha trasladado al tejido social, donde las emociones se han disparado a causa, principalmente, de dos hechos: los resultados de las Elecciones Europeas y la abdicación del rey Juan Carlos, que se han venido a sumar a los temas calientes que nos acompañan desde hace tiempo (la crisis económica, las movilizaciones de las plataformas de los afectados por las hipotecas…). Y ahora saltan las alarmas con el desmarque de los socialistas menorquines de la línea oficial del PSOE al declararse mayoritariamente republicanos y solicitando un referéndum sobre el modelo de Estado.

Dejando de lado si es oportuno u oportunista abrir ahora este melón, conviene recordar que buena parte de la ciudadanía se queja habitualmente del encorsetamiento en el que se mueven nuestros representantes políticos sometidos a una férrea disciplina de partido. Acordémonos también de los juegos malabares del PP balear en el Congreso y Senado sobre las prospecciones petrolíferas. ¿No queríamos debate?, ¿vitalidad?…. pues ahí lo tenemos y no hay que asustarse, siempre que la confrontación se realicen de forma consecuente y por los cauces democráticos.

Personalmente, prefiero estas rebeliones (que tanto aplaudimos cuando se practican en países como Estados Unidos o el Reino Unido), que escuchar como un mantra las soporíferas sesiones parlamentarias donde sus señorías no osan a expresar su libre opinión.

No tengamos miedo a abrir las ventanas para que entre un poco de aire fresco. Eso sí, no nos resfriemos.