Un subidón fugaz

Mariano Rajoy despidió a la Selección Española de Fútbol señalando  que los españoles “necesitan una alegría ahora en estos tiempos tan complejos y difíciles”, añadiendo que ganar la Eurocopa “va a proporcionar un gran subidón de moral”. Ayer, Vicente del Bosque, que es un hombre con la cabeza muy bien amueblada, dijo con su voz pausada que el triunfo en el campeonato que se celebra en Polonia y Ucrania “no creo que sea la solución de España”. Toda una lección de sensatez.

El fútbol es un deporte elevado a la categoría de espectáculo en el que reina nuestro país. Mientras duran los partidos se desata la pasión por unos colores, la adrenalina se dispara, las emociones   invaden a los aficionados… pero en definitiva es simplemente un entretenimiento. Como ir a pescar o disfrutar de una película (ahora no recuerdo quien dijo que lo bueno que tenía el cine es que durante hora y media los problemas los padecen otros).

Volviendo al deseo de Rajoy, no creo yo que ese “subidón” vaya a mejorar la tremenda crisis por la que atraviesa el país y que por momentos nos tiene al borde del abismo. Ni la prima de riesgo, ni  las dramáticas cifras de paro, ni la crisis financiera, ni los problemas de las pymes para salir adelante… ni tantas cosas que golpean diariamente el día a día de los españoles van a mejorar con la victoria de “la Roja”. Eso sí, para los futboleros será un fugaz paréntesis de la cruda realidad. Pero nada más.

Leave a Reply