Sentimiento dispar

Hubo mucho debate e intercambio de ideas pero no acuerdo. Al final, los dos delegados menorquines que participarán en el Congreso Extraordinario del PSOE, en el que se ha de elegir al próximo líder del partido, van con libertad de voto. La falta de unanimidad pone en evidencia que la fractura que existe a nivel nacional también se reproduce en casa. De hecho, Marc Pons, admite que existe “un sentimiento dispar”. Las dolorosas derrotas del 22-M y del 20-N han abierto una herida que no será fácil cicatrizar. Por delante, queda una dura travesía por el desierto.

En Menorca, las distintas corrientes de opinión ya se están manifestando, con menor o mayor discreción, de cara al congreso insular del próximo mes de marzo. La ajustadísima elección de los representantes que acudirán a Sevilla puso sobre la mesa la falta de un liderazgo claro que inicie el camino de la reconstrucción. Además, la posición de debilidad en la que se encuentra la actual ejecutiva ya se ha visto amenazada por un sector crítico, liderado por Vicenç Tur, que todavía se mueve en unos tímidos márgenes de oposición. La cita de Sevilla ha sido el primer asalto. La verdadera pugna por el liderazgo local se desencadenará después.

Leave a Reply