La culpa no es de todos

La verdad es que ya empiezo a estar un poco cansado de que nos castiguen cada día diciendo que la crisis económica es culpa de todos. Y por ello, como hemos sido tan malos, nos sacuden cada vez más con recortes y nos piden sacrificios con la promesa de que después del desastre saldremos reforzados. De lo segundo, ya veremos.

Personalmente, creo que las sucesivas vueltas de tuerca nos van a dejar para el arrastre (al menos a los asalariados) y que ya nada va a ser lo mismo. El estado del bienestar se convertirá simplemente en estar y sobrevivir cada uno como pueda. En cuanto a la culpabilidad, es cierto que hubo gente que vivió por encima de sus posibilidades, pero eso no es algo nuevo a lo largo de la historia. Todo el desastre bancario, la mala gestión y el despilfarro de las administraciones, la corrupción…

A mí que no me miren. Yo, como la mayoría de los españoles, he trabajado lo mejor que he sabido y podido, pago los impuestos religiosamente y hasta conservo todos los puntos que da Tráfico. ¿Y ahora me dicen que el desaguisado es un fracaso colectivo y que el rescate a nuestro país va ir a costa de las clases medias y bajas? (los ricos en todo caso serán un poco menos ricos y esto no es demagogia). O sea, que lo que viene es tributar más, a no saber cuándo o si me podré jubilar, el copago sanitario…  Vale, que sea lo que Dios quiera, pero que no me tomen por tonto. Yo no soy culpable, si no, seguro que –a diferencia de otros– ya estaría en la cárcel.

Leave a Reply