Espere diez años

“Permitidme, Mr. Sans-délai, le dije entre socarrón y formal, permitidme que os convide a comer para el día en que llevéis quince meses de estancia en Madrid”. Este párrafo pertenece al genial artículo “Vuelva usted mañana” de Mariano José de Larra, publicado en 1833, y en el que atiza a la Administración española por su lentitud y pereza a la hora de resolver los asuntos ciudadanos. El tal Sans-délai quería aclarar un problema de familia y estudiar la posibilidad de invertir dinero. Todo ello en cinco días. El extranjero se topa entonces con el exasperante  y reiterativo “vuelva usted mañana” y acabó derrotado. Han pasado 178 años y en ocasiones parece que nada ha cambiado. Todo esto viene a cuento porque ayer se reunió la Comisión balear de Medio Ambiente -la primera sesión de esta legislatura- y ¡sorpresa!, hay 800 expedientes que están pendientes de resolución, algunos de ellos con una antigüedad de diez años. Cuántos proyectos habrán caducado cuando les toque el turno y cuántos promotores habrán ya perdido el interés inicial de emprender un negocio. En definitiva, cuántas inversiones se han ido por el desagüe. Pero lo de este organismo no es la excepción. Cada persona tiene su particular historia de cómo ha sido atrapado en la telaraña de la burocracia. Si Larra pudiera leer la noticia que publica este diario en la página 11, no tocaría ni una coma del “Vuelva…” y lo mandaría como carta del lector.

Leave a Reply