Dos que dan susto

Confieso que cada vez que escucho que Nicolas Sarkozy y Angela Merkel se van a reunir a mí me da un poco de susto. En esta Europa que navega a trancas y barrancas por la tormenta económica que nos azota duro, queda claro que los que mandan son los presidentes de Francia y Alemania (nuestra España hace lo que puede y lo que le mandan).

El pasado martes la “dama de hierro” germana y el esposo de Carla Bruni aparecían ante la prensa sonrientes mientras se daban un apretón de manos: acababan de sellar el camino para la refundación de la Eurozona. Una medida que recogió aplausos mayoritarios por los sesudos expertos económicos. Vale, a lo mejor es lo que toca, pero y qué pasa con el efecto mariposa. Me explico: ¿cómo van a afectar a mi maltrecha economía familiar las decisiones que lideren estos dos grandes de la política?

Con la soberanía nacional debilitada, cada día que pasa las reglas de juego que luego repercuten directamente en los bolsillos de los sufridos ciudadanos de a pie se toman desde cimas más altas (además de eso que llaman los “mercados”).

En definitiva, yo quiero saber qué me va a pasar después del famoso apretón de manos.

Leave a Reply