Cuatro partidos

Alas elecciones autonómicas y locales del 22 de mayo se presenta una enorme sopa de letras de partidos políticos. Pero aunque los comicios están a la vuelta de la esquina el personal está más interesado por cuatro partidos en concreto: los que enfrentan al Real Madrid y al FC Barcelona. La única formación que ha conseguido competir un poco en la Isla con los eternos rivales del fútbol nacional es la líder del Partit Democràtic Ciutadella, pero no precisamente por sus propuestas políticas.

Volviendo al balompié, las emociones que despiertan los Madrid-Barça suponen una evasión momentánea para una buena parte de la población ante la realidad cotidiana abrazada a la crisis económica. Estos duelos vienen a cubrir el “panem et circenses” romano para distraer a la plebe de la política, aunque en estos momentos, y lamentablemente, hay más de circo que de pan.

Escribo esta columna horas antes de que se juegue el primero de los clásicos. Del resultado se analizarán todos los detalles y se estudiarán las consecuencias para el resto de confrontaciones. Nada que objetar. Lo que también estaría bien es que el ciudadano se preocupara con la misma intensidad de las alineaciones, estrategias, propuestas de los “guardiolas” y “mouri­nhos” que nos gobernarán los próximos años.

Leave a Reply