El cactus andante

A la vista de cómo está el patio donde campan los humanos, de vez en cuando vale la pena desconectar escudriñando lo que ocurre por la bóveda celeste o sumergirse en los otros mundos que hay en este planeta. Es un recomendable ejercicio de humildad ante la soberbia o locura que a veces gobierna nuestros actos. En mi caso he decidido dar una vuelta por el reino animal y me he quedado en estado de shock ante tres novedades científicas que trasladadas al cine acabarían con Mickey Mouse en el paro. Ahí van los titulares: científicos chinos descubren un “cactus andante” de hace 520 millones de años; la hormiga de fuego ha invadido el planeta; y revelado el enigma del poderoso salto de las pulgas.

Precisemos. El tal cactus es el primer eslabón perdido conocido entre los gusanos y artrópodos (lo del nombre supongo que será por el aspecto); la hormiga “imperialista” ha colonizado, entre otros países, a la primera potencia del mundo viajando en barco desde Argentina; y la pulga olímpica va a velocidades de 1,9 metros por segundo (¿alguien se atreve a retarla?). Capítulo aparte, también es sorprendente conocer en lo que están entretenidos la legión de sesudos investigadores y ver su cara de satisfacción cuando desvelan tal o cual misterio al resto de los mortales. ¿Cómo se os queda el cuerpo, eh!?, parecen decir.

Conclusión. Eduardo Punset tiene garantizado el guión de “Redes” hasta el infinito y más allá.

Leave a Reply