Archive for Febrero, 2011

El cactus andante

Sábado, Febrero 26th, 2011

A la vista de cómo está el patio donde campan los humanos, de vez en cuando vale la pena desconectar escudriñando lo que ocurre por la bóveda celeste o sumergirse en los otros mundos que hay en este planeta. Es un recomendable ejercicio de humildad ante la soberbia o locura que a veces gobierna nuestros actos. En mi caso he decidido dar una vuelta por el reino animal y me he quedado en estado de shock ante tres novedades científicas que trasladadas al cine acabarían con Mickey Mouse en el paro. Ahí van los titulares: científicos chinos descubren un “cactus andante” de hace 520 millones de años; la hormiga de fuego ha invadido el planeta; y revelado el enigma del poderoso salto de las pulgas.

Precisemos. El tal cactus es el primer eslabón perdido conocido entre los gusanos y artrópodos (lo del nombre supongo que será por el aspecto); la hormiga “imperialista” ha colonizado, entre otros países, a la primera potencia del mundo viajando en barco desde Argentina; y la pulga olímpica va a velocidades de 1,9 metros por segundo (¿alguien se atreve a retarla?). Capítulo aparte, también es sorprendente conocer en lo que están entretenidos la legión de sesudos investigadores y ver su cara de satisfacción cuando desvelan tal o cual misterio al resto de los mortales. ¿Cómo se os queda el cuerpo, eh!?, parecen decir.

Conclusión. Eduardo Punset tiene garantizado el guión de “Redes” hasta el infinito y más allá.

Diálogo en el ring

Lunes, Febrero 21st, 2011

En la plaza nacional, los domingos suelen ser días de tapeo mitinero que rellenan unos informativos televisivos únicamente “salvados” del bostezo por la triste y convulsa realidad de los países orientales o la prosaica actualidad deportiva. Uno se va a Mérida, como por ejemplo Rubalcaba, y aprovecha para atizar al PP, eso sí, aclarando que a los socialistas “no nos interesa encharcar el campo”. Otro, Montoro, aprovecha desde Maó para soltar un ¡No hija, no! como advertencia al Gobierno sobre tal o cual cuestión. Lo más llamativo y curioso son las llamadas que se hacen mutuamente al diálogo y al consenso en el marco de estos actos trufados de autocomplacencia y aplauso fácil de la parroquia fiel. Si buscáramos un símil boxístico la escena podría ser algo así: dos púgiles dando saltitos cada uno en su esquina arropados por sus entrenadores, asistentes y fans. En un momento determinado se despojan del albornoz y empiezan a mirar al contrincante: Ven, ven, que nos vamos a saludar en buena lid. “Dialoguemos”, dice uno. “Sí, aquí te espero”, contesta el otro. Pero hablar en la lona es muy difícil o, como mínimo, no es el contexto más adecuado. Resultado: una más de “Rocky” Balboa.

Ocultos en la ciudad

Jueves, Febrero 3rd, 2011

En Maó residen algo más de 29.000 personas. Vale que no es una cifra espectacular y que todos juntos no llenarían la mitad del aforo de muchos campos de fútbol de Primera División, pero no es una cifra despreciable y difícilmente tanta gente puede hacerse invisible por mucho que David Copperfield se empeñara en ello. Sin embargo, nos encontramos con que la ciudad oculta a sus habitantes o sus habitantes se ocultan de la ciudad. El resultado de tan extraño fenómeno es que los dos polos de atracción y de reunión que han funcionado como tales a lo largo de la historia, el casco antiguo y el puerto, se están vaciando de vida, básicamente cuando el sol deja paso a la luna. Se habla de crisis, migraciones al extrarradio, especulación, errores urbanísticos … y así llevamos años hablando de lo enfermo que está el paciente y anunciando remedios hasta ahora fallidos. ¿Cuántos planes y proyectos se han presentado para potenciar la conexión entre la ciudad y baixamar?

Las pociones mágicas no existen y la realidad es la que es. Albert Einstein decía que la formulación de un problema es más importante que su solución. Quizás habría que empezar por ahí.